Categoría: Orientación Psicológica Online

Origen y Soluciones para la Procrastinación

Origen y Soluciones para la Procrastinación

6 causas comunes de la procrastinación

Las raíces de la procrastinación son más complejas de lo que se puede suponer.
Cada vez se entiende mejor que la procrastinación se basa en cuestiones emocionales. En general, este argumento se basa en que las personas que procrastinan tienen poca tolerancia a la angustia.

Cuando se enfrentan a una tarea que despierta sus emociones negativas, se paralizan y se retiran en lugar de trabajar con sus sentimientos para allanar el camino. Aunque esto es parte de las causas de la procrastinación, las causas son más multifacéticas. Veamos seis raíces diversas de la procrastinación.

1. Cansancio por las decisiones.

Si tienes que tomar decisiones constantemente, puede que te des cuenta de que pospones las más pequeñas. Por ejemplo, he querido comprar un pulsómetro para el gimnasio. He elegido el que quiero comprar, pero cuando estaba a punto de añadirlo a mi cesta, me di cuenta de que tenía que elegir entre los dos tamaños que se ofrecían. En ese momento, me topé con una pared de ladrillos de la fatiga de la decisión y no he vuelto a la compra en más de una semana.

2. Dificultad para planificar y secuenciar.

A nivel neurocognitivo, algunas personas no son buenas planificando procesos de varios pasos. Esta dificultad es especialmente evidente en las personas que tienen TDAH, pero hay muchas personas que no tienen TDAH y que son muy inteligentes, para las que dividir una tarea compleja en una serie de pasos no es un punto fuerte. Para algunas personas, tomar una perspectiva “a vista de pájaro” de una tarea, ver los pasos y ver por dónde empezar es obvio. Para otros, no lo es.

3. Procrastinación relacionada con las relaciones.

La procrastinación tiende a causar estrés en las relaciones, especialmente cuando las parejas están más consolidadas, toman decisiones de vida juntos y dependen el uno del otro para tareas importantes como la declaración de impuestos.

Si uno de los miembros de la relación tiende a procrastinar, a menudo se producirá un tira y afloja en el que habrá regaños, resentimiento, estrés y ambos se sentirán sin apoyo para completar las tareas que implican una responsabilidad compartida. Cuanto más presionado se sienta el procrastinador, más se atrincherará y se negará a hacer todo lo que se le pida.

Aunque es obvio que el tira y afloja de la procrastinación puede llevar a discusiones, una consecuencia menos obvia, pero al menos igual de importante, es que este tira y afloja puede llevar a una erosión de la cercanía de la relación. Por ejemplo, si cada vez que la pareja pasa un tiempo a solas, las tareas pendientes resentidas aumentan, se desincentiva el pasar tiempo juntos.

Todo esto puede crear un círculo vicioso de mayores sentimientos negativos y menores sentimientos positivos (como una menor confianza emocional) en la relación.

4. Procrastinación relacionada con la depresión

Cuando las personas están deprimidas tienden a procrastinar todo tipo de tareas, ya sean simples o complejas, divertidas o tediosas. Las personas con depresión a menudo experimentan mucha rumiación (pensamiento excesivo de tono negativo), y a menudo pierden la confianza en su capacidad para ser amigos, socios, compañeros de trabajo, etc. fiables.

Procrastinacion

5. Procrastinación relacionada con la ansiedad.

Cuando las personas posponen las tareas debido a las emociones negativas que suscita la tarea, la ansiedad suele formar parte del cuadro. Incluso cuando, en apariencia, una persona no quiere hacer una tarea porque es aburrida, aburrida es a menudo el código de lo difícil (por ejemplo, los niños que encuentran las matemáticas “aburridas” a menudo quieren decir realmente que son difíciles).

Otro vínculo es que la ansiedad por el rendimiento suele llevar a una persona a adoptar un enfoque perfeccionista de una tarea, lo que hace que ésta sea innecesariamente desalentadora. En este artículo se exponen otros vínculos entre la ansiedad y la procrastinación.

6. Procrastinación relacionada con la creatividad.

Muchos tipos de trabajos creativos (definidos de forma muy amplia) se benefician de que la gente se tome un tiempo para alejarse del proyecto y mirarlo con ojos nuevos. A veces se puede conseguir un estado de ojos frescos simplemente con una noche de sueño. Otras veces puede ser útil dejar pasar un par de meses antes de volver a visitar un proyecto.

Dedicar un tiempo considerable a un proyecto puede ser a la vez una forma de procrastinar y una utilidad creativa. A menudo no hay una distinción clara. Es posible que sientas la molesta sensación que caracteriza a la procrastinación y que te beneficies creativamente de la pausa.

Cuando la gente hace un trabajo creativo, no lo hace en un vacío mental. Una parte del objetivo del creador está determinada por lo que ocurre en el mundo y lo que pasa en su vida en ese momento. Las experiencias de la vida, incluso las mundanas, pueden llevar a recurrir a diferentes analogías, etc. Esto contribuye a que ver un proyecto con ojos nuevos pueda ser útil.

7. Bonificación: una combinación.

A menudo, más de un factor contribuye a la procrastinación. También puede haber elementos de hábito, como esperar siempre hasta tres días antes de la fecha de entrega para escribir un informe para el trabajo. Esto no es necesariamente un mal patrón si es un sistema que te funciona bien.

Soluciones para la procrastinación

  • En lo que respecta a la procrastinación, busca cualquier tipo de ella que tenga un coste significativo para ti, ya sea en términos de estrés en la relación, estrés personal o reducción de la calidad del trabajo.
  • Busca estrategias que vayan a la raíz del problema. Por ejemplo, reduce y simplifica el alcance de la tarea si el perfeccionismo es un problema.
  • Si le resulta difícil planificar y saber por dónde empezar, hable con alguien que sepa hacerlo y elabore una lista de control para la próxima vez que tenga que hacer una tarea similar. Si la depresión es un problema, busque tratamiento, y así sucesivamente.
  • Desarrolla una variedad de estrategias para superar la procrastinación de modo que, en cualquier situación, tengas una que te parezca factible y relevante en esa situación.

 

Traducción y adaptación a PsicologosMyS.Com desde: Psicología Hoy

 

psicología positiva

Terapia Basada en Fortalezas

La Terapia basada en fortalezas (Psicología Positiva) se enfoca en descubrir los puntos fuertes del consultante. 

Cómo conocer los puntos fuertes. Busque signos de fortaleza, aprende la mentalidad de la localización de la fuerza. Desarrolla y potencia los puntos fuertes de tu persona.

La investigación en psicología positiva nos ha demostrado que las personas que conocen sus puntos fuertes y los utilizan con frecuencia tienden a sentirse más felices, a tener una mejor autoestima y a tener más probabilidades de alcanzar sus objetivos. Sin embargo, a muchas personas les cuesta identificar sus puntos fuertes. Las ven como algo ordinario, incluso cuando no lo son.

Para que las personas utilicen sus puntos fuertes de forma eficaz, es importante que tengan una idea clara de lo que son y de cómo pueden utilizarlos. Los terapeutas pueden ser fundamentales para ayudar a los clientes a descubrir y utilizar sus puntos fuertes.

Esta guía le mostrará cómo puede identificar los puntos fuertes, aprender a detectar los puntos fuertes en los demás, familiarizarse con sus propios puntos fuertes y, por último desarrollar y utilizar sus puntos fuertes para crear cambios positivos en sus vidas.

Descubrir los puntos fuertes. Familiarizarse con los puntos fuertes.

Las fortalezas son capacidades y habilidades naturales que tiene cada persona. Cuando una persona utiliza sus fortalezas, tiende a sentirse con energía y reporta mayores niveles de autoestima, bienestar y otros resultados deseables. Los estudios han indicado que las intervenciones de psicología positiva basadas en las fortalezas podrían reducir la depresión y contribuir a la consecución de objetivos.

A continuación, encontrará una lista de puntos fuertes, y una hoja de trabajo que los hace fácilmente imprimibles.

Exploración de puntos fuertes, hoja de trabajo:

  • Sabiduría – Habilidad artística – Curiosidad – Liderazgo
  • Empatía – Honestidad – Mente abierta – Persistencia
  • Entusiasmo – Amabilidad – Amor – Conciencia social
  • Imparcialidad – Valentía – Cooperación – Perdón
  • Modestia – Sentido común – Autocontrol – Paciencia
  • Gratitud – Amor por aprender – Humor – Espiritualidad
  • Ambición – Creatividad – Confianza – Inteligencia
  • Atletismo – Disciplina – Asertividad – Lógica
  • Optimismo – Independencia – Flexibilidad – Aventurerismo

Cómo buscar signos de fortaleza

El primer paso de una intervención basada en los puntos fuertes, como es de esperar, es conocer los puntos fuertes. Lo conseguirás haciendo preguntas directas y observando el lenguaje corporal, la emoción, el tono y el comportamiento.

Preguntar por los puntos fuertes.

Aunque a muchas personas les cuesta identificar sus puntos fuertes, hacer preguntas directas es un buen punto de partida.

  • ¿En qué eres bueno?
  • ¿Qué le gusta hacer?
  • ¿En qué áreas de su vida ha tenido más éxito?

Asegúrate de centrarte en los puntos fuertes, más que en habilidades específicas. Por ejemplo, el “baloncesto” no es un punto fuerte, pero el “atletismo” y la “disciplina” sí lo son. Para ello, formula preguntas como “¿Qué te hace bueno en el baloncesto?” o “¿Qué hay en ti que te ha permitido tener éxito en este ámbito?”.

Utiliza tu conocimiento de la vida para indagar más. Por ejemplo, si lleva 15 años casado, pregunta sobre ello. ¿Qué les ha permitido mantener una relación duradera?

Algunos puntos fuertes son invisibles para la persona que los posee. Imagina que un astrónomo estudia un agujero negro. Como un agujero negro es invisible, el astrónomo observa los efectos del agujero negro en su entorno: la gravedad que crea.

Del mismo modo, los puntos fuertes aparentemente invisibles pueden detectarse por la forma en que afectan a la vida de una persona. Una buena forma de ayudar a detectar sus puntos fuertes es preguntar qué le gusta, qué actividades le atraen y cuándo es más feliz. Las respuestas suelen apuntar a sus puntos fuertes.

Terapia Basada en Fortalezas (1)

Preguntas de debate sobre los puntos fuertes, hoja de trabajo:

  • ¿Qué tipo de actividades le llenan de energía?
  • Cuéntame la mejor experiencia que recuerdes haber tenido.
  • ¿Qué hace que un día sea realmente bueno para usted?
  • ¿Cuándo cree que ha estado en su mejor momento durante la semana pasada?
  • ¿Cuáles son sus objetivos para el futuro?
  • ¿Qué rasgos admiras en otras personas?

Ninguna de estas preguntas se refiere directamente a los puntos fuertes, pero sus respuestas suelen dar pistas. Prestando mucha atención a las respuestas -incluyendo su tono y lenguaje corporal- puedes empezar a detectar los puntos fuertes.

Vigilancia de los puntos fuertes.

El lenguaje corporal, el tono, la emoción y el comportamiento son pistas excelentes para detectar los puntos fuertes. Para comprobarlo, dedique cinco minutos a hablar de un punto débil y luego cinco minutos a hablar de un punto fuerte. Observe las diferencias en el lenguaje corporal.

  • Discutir los puntos débiles – Discutir los puntos fuertes
  • Vacilante, abatido, desconectado. Energizado, feliz, relajado, confiado, apasionado, optimista.
  • Autocrítica. Utiliza un lenguaje más elaborado.
  • Molesto por los fallos. Absorbido por el tema.
  • Retrospectiva. Enfocada al futuro.

No todo el mundo mostrará exactamente el mismo lenguaje corporal, pero en general, cuando están contentos y absortos en un tema, es un buen indicio de que están hablando de un punto fuerte. Aprender a detectar estas pistas te ayudará a notarlas incluso cuando no estés buscando específicamente.

Además del lenguaje corporal, presta atención a las acciones. ¿A qué actividades se inclina y dónde parece tener más éxito? Dado que estas tendencias pueden parecer ordinarias, que ha vivido con ellas toda su vida, sería un error basarse en la información que él mismo ha comunicado. Presta atención a sus historias y a otras observaciones durante la sesión para obtener una imagen aún mejor de sus puntos fuertes.

Signos de fortaleza

  • Ser atraído por las cosas que permiten el uso de la fuerza.
  • Deseando usar la fuerza y sintiéndose agotado si no la usa.
  • Priorizar las tareas que requieren el uso de la fuerza.
  • Deseo de aprender nueva información relacionada con la fuerza.
  • Sensación de energía y compromiso al utilizar la fuerza.
  • Tener éxito al utilizar la fuerza.

Aprender la mentalidad de la localización de la fuerza.

¿Alguna vez has tenido la experiencia de aprender una nueva palabra y luego escucharla en todas partes? Aprender a detectar los puntos fuertes funciona de forma similar. Cuando una persona aprende a detectar los puntos fuertes, empieza a verlos en todas partes. Al aprender a detectar los puntos fuertes en los demás, empezará a notar los puntos fuertes en sí mismo, además de otros beneficios.

Beneficios de detectar los puntos fuertes de los demás

  • Más capacidad para buscar los puntos fuertes en general.
  • Mayor sensación de bienestar.
  • Relaciones personales más positivas.
  • Anima al cliente a reconocer sus propios puntos fuertes.

Prueba los siguientes ejercicios para fomentar la capacidad de detección de puntos.

Ejercicio: enumere tres puntos fuertes de cada una de las siguientes personas. ¿Cómo se revelan sus puntos fuertes?

  • un amigo cercano
  • alguien a quien admiran
  • un conocido

Ejercicio: lleva un diario de detección de puntos fuertes. En este diario, harás una entrada diaria donde describa tres puntos fuertes que haya notado en otras personas. Pueden ser tres puntos fuertes en una persona o repartidos entre varias personas.

Ejemplo de entrada:

  • Mi marido tiene un gran sentido del humor. Tuve un mal día en el trabajo, pero me ayudó a ver lo absurdo de la situación.
  • Vi a LeBron James en una entrevista después de un partido de baloncesto, y me di cuenta de que es excepcionalmente mediático y socialmente consciente.
  • Mi hija debe haber hecho 100 preguntas esta tarde. Es muy curiosa, lo que creo que es un punto fuerte.

Desarrollar y potenciar los puntos fuertes

Una vez que has descubierto los puntos fuertes, el siguiente paso es desarrollarlos y utilizarlos. Dirígete hacia nuevas situaciones en las que pueda utilizar sus puntos fuertes, o hacia nuevas formas en las que pueda utilizar sus puntos fuertes para hacer frente a los problemas actuales.

Terapia Basada en Fortalezas

Exploración de puntos fuertes, hoja de trabajo:

Preguntas sobre el crecimiento de la fuerza.

  • ¿Se le ocurren nuevas oportunidades en las que podría utilizar su fuerza?
  • ¿Alguna vez confías demasiado en tu fuerza? ¿Hay algún lugar en el que infrautilices tu fuerza?
  • ¿Cuál es el impacto de tu fuerza en los demás y cómo lo sabes? ¿Qué comentarios recibes de los demás sobre tu fuerza?
  • ¿Cuándo estás en tu mejor momento y cómo puedes ser así más a menudo?

Por último, discuta los pasos para utilizar mejor sus puntos fuertes. ¿Cómo puede utilizar mejor sus puntos fuertes para afrontar los problemas existentes? ¿Qué nuevas actividades puede probar para utilizar sus puntos fuertes con más frecuencia?

Ejercicio: piense en una nueva forma de afrontar un problema existente utilizando sus puntos fuertes. Comparte detalles específicos sobre cómo lo lograría.

A continuación, piense en una forma completamente nueva de utilizar sus puntos fuertes. Puede tratarse de un nuevo pasatiempo o proyecto, un cambio de carrera o cualquier otra idea. Una vez más, pídele detalles específicos sobre cómo lo lograría.

El siguiente ejemplo ilustra cómo podría ser en la práctica una intervención basada en los puntos fuertes.

Ejemplo: Emily es una madre que se queda en casa. Antes de ser madre, desarrolló una exigente carrera como bióloga marina. Debido a este importante cambio de vida, algunos de los puntos fuertes que solía utilizar, como la ambición y la curiosidad, se han infrautilizado.

En una intervención basada en los puntos fuertes, Emily y su terapeuta crean un plan que le permitirá seguir utilizando sus puntos fuertes en su papel de madre. Emily decide empezar a enseñar a su hija sobre ciencia una vez a la semana mediante actividades divertidas. Además, Emily empieza a trabajar unas horas a la semana desde casa como editora de los trabajos de investigación de sus colegas.

Psicólogo para Tercera Edad

Cómo Aborda el Psicólogo la Vejez

Psicología de La Vejez

Cuando era estudiante de psicología y le conté a una compañera estudiante que iba a realizar la práctica clínica en el llamado en aquel entonces, “Servicio de Psicología de la Vejez”, su respuesta fue “Puàj !!” , acto seguido dijo: “qué asco!”. Esta respuesta de la compañera de quien, esperemos, su primer paciente no sea un “veterano”, no es más que la expresión de un integrante de la sociedad.

Una sociedad que ubica en un sitial de “desecho” a los viejos, un rechazo en general a lo que en algún momento todos vamos a ser o llegar: la tercera edad. Esto se enmarca en una sociedad que construye en su imaginario colectivo, por medio de los principales productores de subjetividad, un culto a la productividad a “lo bello” o “hermoso” y a la “juventud”.
Por supuesto, “lo bello” se determina en ciertos parámetros que no son las características que tiene el “ser viejo”.

El miedo a la muerte puede tener relación o asociarse a este rechazo a la vejez, pero esto, ¿no es una construcción también?. Es posible ser joven y morir, se puede “vivir muertos” o mejor dicho, ser unos “muertos vivientes”; ¿por qué el ser viejo se asocia a la muerte?. ¿Es posible que se lo asocie a la etapa de la jubilación y por lo tanto a la no “productividad” que esto conlleva en el marco de una sociedad de mercado o capitalista como la que vivimos?

Es frecuente escuchar este tipo de frases en alguna oportunidad con connotación negativa: “eres un viejo!”, “eres un amargado”, hasta como un insulto. Además han jugado el rol de chivos emisarios en la sociedad.  Quién no ha escuchado en alguna oportunidad: “la culpa es de los viejos, hay que matarlos a todos”.

Atención a la Vejez

Estos son ejemplos de los muchos que podríamos expresar para tener una idea del sitial que ocupan estos seres humanos en la sociedad: el “fondo de la bolsa”, un desprecio en general, ser viejo “es feo, horrible”, así es vivido por todos, incluso por los “pobres viejos”.

La Doctora Graciela Zarebski en un artículo de la revista Tiempo (Zarebski, 2005), en una cita a Santiago Kovadloff expresa que: “En la vejez ajena se detestan las acechanzas de la propia. Ella es el espejo imperdonable en que nuestro sueño narcicista de eternidad se desvanece. Por eso suele ponerse más empeño en rehuir esa experiencia descorazonadora, que en replantearla, comprendiendo su sentido esencial ”.

El incremento de la longevidad de años ha configurado “la vejez”o “Tercera Edad”. Un nuevo campo de problemáticas se ha creado para su abordaje ya que “la vejez”, al mismo tiempo, ha desencadenado subjetividades múltiples, formas de hacer, ver, pensar y sentir así como también de procesos de “enfermar”. Es en este punto que desde la ciencia y los diferentes ámbitos de la salud se hace el intento de abordar a este “ser humano viejo”.

En la vida se nace, se vive y se muere, de esto no hay duda, al menos demostrable. Pero ¿cómo se vive?, ¿es esto tan lineal?.

La realidad es que tenemos viejos, muchos, y que nosotros vamos a serlo, tal vez en algún momento y que se puede asociar la vejez a una etapa de la vida en la que se puede ser feliz en el sentido de ser un sujeto autónomo, con proyectos, con deseos, sanos física y mentalmente (caso ideal), o ser como sucede mucho, un “enfermo” con problemas somáticos, mentales y cognitivos.

El ejemplo enigmático más grave y extremo son las “Demencias” como el estado de deterioro global que puede se puede sufrir. Pero lo que, como psicólogos lo que tenemos que abordar, más allá de que como todo problema complejo se precisa un abordaje integral o multidimensional, es lo que tiene que ver con la subjetividad.

Cómo las formas de ver, pensar, sentir y actuar construyen un “viejo” y aquí juegan un papel fundamental los productores de subjetividad, los grandes medios de comunicación, las instituciones como por ejemplo la ciencia; que hacen a una sociedad de mercado o en el marco de un capitalismo mundial integrado.

Qué sujetos está produciendo esta sociedad y qué enfermedades se desarrollan como correlato de ésta. Pienso en este punto con esta lógica y no la patología o enfermedad como un proceso intrínseco de un individuo. Los abordajes en salud y la ciencia en su gran mayoría, funcionales al mercado capitalista han establecido lógicas y verdades en relación a formas de estudiar ciertas problemáticas (enfermedades por ejemplo), así como las formas de abordarlas.

Psicología de la Vejez

Aquí tenemos entonces, dos aspectos, por un lado, el “ser viejo” con la subjetividad que conlleva esta cualidad, y por otro lado los dispositivos que tratan de abordar las problemáticas que se desarrollan a partir de determinadas cualidad/es que se configuran.

La mirada multidimensional de la vejez

Aquí me gustaría articular aportes que ciertos investigadores y profesionales (denominémoslos “contra-hegemónicos”) han desarrollado para el abordaje de problemáticas que tienen que ver no sólo con la vejez (más allá que se presenten en cierta edad), sino al ser humano en general.

Los considero “contra-hegemónicos” en el sentido que tienen una línea de trabajo que trata de integrar los diferentes enfoques y miradas, una línea de trabajo global y contextualizadora; en contraposición a una línea “dura” y hegemónica que fundamentalmente es positivista y biologicista, que tiene una concepción del ser humano y sus problemáticas como intrínsecas y propias de él y que a su vez actúa y piensa desde una intervención sesgada sólo hacia esos procesos intrínsecos que derivan en síntomas patológicos. Esto tiene que ver con la lógica farmacológica como modelo de intervención y tratamiento.

Este paradigma positivista, excluye otras perspectivas de abordaje de las problemáticas, no apunta a la interdisciplinariedad.

Esta mirada hegemónica comete el error de asimilar procesos biológicos a procesos psicosociales. Extrapola la noción de cuerpo a organismo y la noción de psiquismo al sistema nervioso central.

La doctora y psicoanalista Graciela Zarebski señala que “nuestro desafío era y sigue siendo, entender los condicionantes subjetivos, familiares, es decir del microcontexto , que inciden en distintos modos de envejecer” .

Después señala una serie de factores que expresa, “permitieron un cambio de paradigma gerontológico y psicogerontológico”; entre estos: “avances en las ciencias médicas, cambios culturales y sociales, surgimiento y
desarrollo de nuevas disciplinas de la subjetividad”. (Zarebski , G . , 2005)

Destaca la importancia del trabajo en prevención y promoción de salud a partir de edades tempranas trabajando el envejecimiento.

Atención psicológica de la tercera edad

Además, destaca el abordaje desde la complejidad de los aspectos que configuran el envejecimiento y van a “condicionar los vínculos o el aislamiento , los efectos psicosomáticos , la realización personal o el estancamiento”.

Le resta importancia a la resolución edípica como determinante de un envejecimiento sano y destaca “el peso del inconsciente escindido vinculado a mecanismos de desmentida, destinados a sostener un narcisismo nirvánico”, (Zarebski, G. , 2005); con esto quiere decir, una autoafirmación yoica, un sentido de la autoestima, de la fortaleza identitaria.

En esta mirada destaca como aspectos a considerar para la determinación de la patología en la vejez el predominio de mecanismos rígidos, la estereotipia y la no elaboración de duelos. Al mismo tiempo son buenos indicadores de salud los cambios, la transformación personal y del ambiente.

Hace la recomendación de mantenerse activo como “neutralizador” de sucesos traumáticos. También para prevenir el deterioro, la relevancia de las redes consigo mismo (redes neuronales y plasticidad cerebral) y con el entorno (vínculos). La resiliencia como lo que permite enfrentar las dificultades, las pérdidas, etc.

Es de gran relevancia poder narrar, relatar, tener a quién, la participación comunitaria así como con diversos soportes o apoyos.
Zarebski plantea también un aspecto filosófico. Qué sentido tiene la vida, más allá de nuestra funcionalidad a un sistema social, quiénes somos; y menciona la calidad de vida.

Un cambio de paradigma en el sentido del avance de las ciencias más allá de las estadísticas que mencionen que el promedio de vida aumentó como indicador de progreso, sino que se apunte a la calidad de vida.

¿Qué es lo que queremos?, ¿mayor longevidad con Alzheimer o una vejez sana?

Destaca el interjuego entre Eros y Tánatos, y agrega quien escribe: pulsión de vida o muerte (de Freud), o las fuerzas revolucionarias o reactivas (de Nietsche). Otra mirada interesante en esta línea es la del biólogo argentino Luis María Sánchez, quien mediante una investigación alcanzó una integración entre diversas dimensiones, lo psicológico, lo social y lo neurobiológico.

El biólogo desarrolla la hipótesis de que “la personalidad de relación social y comunicación muy limitada, pérdidas personales significativas e incapacidad de afrontar las mismas se encadenan en dirección al auto bloqueo perceptivo e instala el proceso denominado Alzheimer”.(Sánchez, L . M. ,2005).

Sus conclusiones son: “se deduce entonces que esta constricción aguda en lo relacional y comunicacional , sumado a la incapacidad de afrontamiento de las pérdidas personales, es el escenario de crisis en que se produce una desmotivación esencial para seguir viviendo, decisión que la persona afectada instrumenta mediante el bloqueo perceptivo, una modalidad de introversión social aguda, lo que desencadenará la anulación o aversión del reforzamiento natural de las redes neuronales, con la consiguiente desintegración progresiva de las funciones cerebrales. Estos son los lineamientos generales de la teoría psico – socio – neurobiológica sobre el origen del proceso de alzheimerización”.

Atención psicológica para la tercera edad

Esta articulación para el abordaje de una temática tan importante como la patología Alzheimer fue presentada en el Congreso de Demencias realizado en 2005 en Montevideo, al cual asistí y pudiendo comprobar al observar las reacciones que generó dicha presentación en neurólogos y profesionales de la salud, lo lejos que se está de asumir posturas como las de Sánchez y trabajar en esta línea. (Es claro que desde ese año hasta este 2021, se ha avanzado pero aún estamos lejos.)

Este congreso me recordó cuando leí las primeras conferencias de Freud en las que por fines del siglo XIX, principios del XX, él relataba las reacciones de sus colegas neurólogos ante sus revolucionarias teorías, las que tildaban de locuras, disparates y se reían en su cara.

En la misma línea destaco el enfoque del Psicólogo Robert Pérez, en el estudio de las Demencias, plantea también un cambio de paradigma en el abordaje de estas enfermedades o patologías. “Desde una perspectiva que intenta aproximarse a la complejidad de las mismas” . Señala “una estrategia integral de abordaje. . . ” . Destaca las líneas hegemónicas de estudio e investigación con sus potencialidades y limitaciones en cuanto a no realizar un abordaje de las demencias desde la interdisciplinariedad.

“Se plantea entonces la necesidad de incluir en los estudios la complejidad del fenómeno, así como el suficiente rigor científico que habilite una actitud antidogmática y no soberbia respecto a sus hallazgos”. (Perez, R. , 2005). Su perspectiva es la “Multidimensional ” que integra (a grandes rasgos), en su abordaje: lo somático, en cuanto a los componentes del sistema nervioso central; lo cognitivo en lo que tiene que ver con las funciones de alta integración cortical; la dimensión psicoafectiva y lo socio – familiar.

 

Este artículo fue modificado y tiene su origen de pasajes de las siguientes publicaciones: Psicología Clínica Social y Organizacional y Psicología de la Tercera Edad.

Origen y Soluciones para la Procrastinación

Origen y Soluciones para la Procrastinación

6 causas comunes de la procrastinación Las raíces de la procrastinación son más complejas de lo que se puede suponer. …

atención psicológica

Cuánto cobra un psicólogo en Uruguay

¿Cuál es el precio por ir a un psicólogo en Uruguay? Lo que cobra un psicólogo en Uruguay es variable. Si bien cada terapeuta …

psicología positiva

Terapia Basada en Fortalezas

La Terapia basada en fortalezas (Psicología Positiva) se enfoca en descubrir los puntos fuertes del consultante.  Cómo …