Terapia Psicológica

Artículos de Psicología

Depresión Tratamientos

Día Mundial de la Lucha contra la Depresión

La Depresión y el desempeño laboral

El pasado 13 de enero se marcó como el día mundial de la lucha contra la Depresión. En este blog hemos tratado el tema bajo diferentes perspectivas y puedes encontrar varios artículos relacionados. Hoy vamos a ver un artículo enfocado en cómo incide la depresión y la salud mental en el desempeño laboral de las personas.

La baja por enfermedad mental es un derecho que tienen los trabajadores cuando su salud mental se resiente debido a trastornos como la depresión. La baja por salud mental es una herramienta que utilizan cuando necesitan interrumpir temporalmente su actividad laboral para seguir adecuadamente su tratamiento y recuperarse de él.

Diferentes causas dan lugar a este problema de salud y pueden provocar una baja laboral por salud mental relacionada con la depresión que repercuta negativamente en la empresa, aparte del impacto negativo en la salud del individuo. Algunas de estas causas pueden estar relacionadas con el propio trabajo. Por ello, las empresas tienen una gran responsabilidad a la hora de prevenir posibles factores de riesgo en este ámbito. Además, deben tener en cuenta la complejidad de este problema para poder proporcionar al empleado afectado el apoyo que necesita.

Es importante recordar que la depresión es un trastorno de salud mental que puede manifestarse con distintos niveles de gravedad y, por tanto, con diferentes consecuencias en la vida de las personas afectadas y en su entorno. Cuando es muy intensa, debe considerarse un problema de salud grave y puede implicar un grado importante de limitación para la persona que la padece.

Habitualmente, este trastorno del estado de ánimo tiende a confundirse con un sentimiento de tristeza intensa en el que la persona se sume en un estado permanente de melancolía del que es difícil librarse y que la aísla de su entorno.

En realidad, además de este estado melancólico, la depresión debe relacionarse con un sentimiento generalizado y profundo de apatía, desgana, desesperanza, dificultad para disfrutar e implicarse en diferentes aspectos de la vida y desconexión emocional hacia su entorno.

¿Cómo se relacionan las bajas por enfermedad mental con las empresas?

Las empresas desempeñan un papel clave en lo que respecta a las bajas por salud mental. Los problemas de salud mental en el lugar de trabajo pueden prevenirse si los responsables de RRHH ponen en marcha la ayuda adecuada para evitar que surjan problemas en primer lugar.

¿Qué es la baja por salud mental?

La baja por salud mental es el derecho que tienen los trabajadores a ausentarse del trabajo por problemas de salud mental.

¿Por qué es importante la baja por enfermedad mental?

Si los empleados no están bien mentalmente, esto afectará a sus tareas y a su productividad. Por eso es importante darles tiempo para que se recuperen y puedan volver y rendir al máximo.
Los beneficios de la baja por enfermedad mental

Como ya se ha dicho, es un error considerar que una persona que sufre depresión es simplemente alguien que está muy triste. Se trata más bien de alguien que está tan “desconectado” que su responsabilidad y su apego a la vida y a las personas se debilitan progresivamente.

Por este motivo, es de gran importancia diagnosticar adecuadamente la presencia de depresión, aplicar el tratamiento psicológico y, si es necesario, psiquiátrico, y proporcionar a la persona afectada el apoyo necesario para abordar su objetivo de salud inmediato: recuperarse lo antes posible.

Esto requiere tiempo y, en este contexto, se introduce el concepto de baja laboral por salud mental, que adquiere toda su relevancia. Hay que tener en cuenta que, en un momento determinado, la persona que sufre una depresión no es capaz ni psicológica ni físicamente de realizar adecuadamente las tareas que le asigna su puesto de trabajo. Por este motivo, necesita tomarse un descanso para intentar recuperarse sin perder necesariamente su puesto de trabajo, lo cual es una consecuencia muy poco deseable.

Razones para pedir la baja por salud mental por depresión

A nivel burocrático, se establece que el trabajador puede necesitar la baja por salud mental debido a dos motivos diferentes.

Contingencias comunes

Por un lado, están los motivos personales, es decir, aquellos que desencadenan la depresión y que no están relacionados con el trabajo. Este tipo de causas se consideran contingencias comunes, y es el médico de familia el encargado de gestionar la baja.

Contingencias profesionales

Por otro lado, debemos fijarnos en los motivos que están directamente relacionados con el trabajo (por ejemplo una situación continuada de burnout, conflictos con los compañeros de trabajo, o incluso sufrir acoso sexual por parte de algún miembro del equipo). En este caso, hablamos de contingencias profesionales y, a diferencia del otro supuesto, es la mutua la encargada de acreditarlas.

Desgraciadamente, no siempre es posible que las empresas eviten la aparición de depresiones entre sus empleados. Sin embargo, toda organización debe hacer lo posible por prevenirla, conociendo qué contingencias profesionales pueden causarla y tomando las medidas necesarias para cuidar la salud de los miembros de la plantilla.

 

Traducción y adaptación para PsicologosMyS.Com desde: ifeelonline.

sobre la depresión

Cómo se siente la Depresión

Datos sobre la Depresión

Supongamos que partimos de la base y estamos de acuerdo en que cada uno de nosotros es único y complejo. Entonces, la depresión puede presentar muchos síntomas diferentes que pueden afectar a cada persona en distintos grados de gravedad. Los signos e indicadores pueden persistir y estar presentes durante semanas, meses o, a veces, persistir durante años, incluso décadas.

La palabra depresión se utiliza a diario en los medios de comunicación y en Internet. Pero lo que muchos no captan es la lucha humana verdaderamente aterradora e insuperable que supone para una persona que sufre depresión el mero hecho de abrir los ojos cada mañana. Por eso es tan importante acudir a un profesional.

Tal vez en un buen día, escapar de las limitaciones de dicha prisión dentro de su cabeza sea un ligero alivio. Una sensación también de que, tal vez, eso es lo mejor que les va a pasar.

Tampoco debemos olvidar nunca que la depresión, para algunos, puede ser mortal en el caso de los intentos de suicidio. Algunos pueden acabar por no ver futuro alguno y, por lo tanto, el camino de esa persona hacia la depresión sigue su curso incluso después de su partida.

Según la Oficina Nacional de Estadística (ONS), en 2021 se registraron 5.583 suicidios en Inglaterra y Gales, lo que equivale a una tasa de 10,7 muertes por cada 100.000 personas.

La depresión en remisión puede hacer que una persona sienta que la niebla se ha disipado. Ese delgado pero frágil velo de su propia “normalidad” que había antes de la depresión vuelve a estar sobre ellos y se sienten vivos de nuevo.

Puede que algunas personas nunca busquen ayuda profesional para su depresión. El miedo a la vergüenza o el estigma de acudir a la consulta del médico de cabecera o a terapia para hablar de sus problemas de salud mental puede ser una barrera importante.

Sentir vergüenza por tomar medicación para la depresión y creer que hay que ocultarlo a los compañeros de trabajo, a los amigos y, a veces, incluso a la familia por miedo a ser juzgados puede suponer un gran obstáculo.
Síntomas comunes de la depresión
Mi experiencia clínica en el trabajo con la depresión es que los síntomas difieren en cada persona que acude a la sala de terapia. Sin embargo, tienen muchos puntos en común.

Síntomas de la Depresión

  • Pueden manifestarse y presentarse como bajo estado de ánimo, sentimientos extremos de tristeza, un vacío total de conexión emocional interior y tener poca consideración o interés por los demás y mucho menos por uno mismo.
  • La baja motivación y el bajo estado de ánimo de no ser capaz de empezar cosas, por no hablar de terminarlas, pueden afectar a la vida diaria de una persona. El mero hecho de pensar en empezar algo puede parecer una tarea pesada.
  • Vivir el día a día paralizado por el miedo a no hacer absolutamente nada, utilizando la evasión como mecanismo de afrontamiento para todo. Lo que, a su vez, puede causar ansiedad y parecer el Día de la Marmota para quienes sufren depresión.
  • Un mecanismo de afrontamiento común que puede que hayas desplegado y mencionado anteriormente podría ser la evitación. Puede que recurras a él en momentos de angustia emocional para minimizar, negar o evitar alteraciones con carga emocional, pero puede repercutir e incluso provocar una ansiedad más pronunciada en las personas.
  • Tal vez sea algo que haces de forma automática y sin pensar conscientemente. Sin embargo, últimamente sientes que te está agotando y necesitas controlarlo porque tus niveles de ansiedad y estrés están por las nubes.
  • Una persona puede experimentar una profunda pérdida de interés por su propia vida, sus logros, su familia y su trabajo. Tal vez, sentir que se está a punto de llorar por las cosas más insignificantes puede resultar realmente aterrador.
  • Notar una reacción extrema a un comentario constructivo que nunca antes habías experimentado, podría lanzarte a un vórtice de emociones negativas que están en el núcleo de lo que ves en ti mismo. Una versión distorsionada de ti mismo se ha ido desarrollando quizás desde la infancia y tu configuración por defecto se ha convertido en devaluar tu autoestima para entrar en el modo de autosabotaje a velocidad eléctrica.
  • Agotado y como una canción que se repite, escuchas por enésima vez la letra de los que te rodean: “Eres demasiado sensible”. “No, no lo soy”, quieres gritar.
  • Pero apenas tienes fuerzas para aguantar, y mucho menos para enfrentarte a esa persona. ¿Notas baja autoestima, poca confianza en ti mismo, poca autovaloración y una sensación constante de no ser lo bastante bueno?
  • Tal vez un abrumador sentimiento de culpa, fracaso, desesperanza e inutilidad consuma sus pensamientos diarios. En la cama por la noche, tal vez no se pueda dormir a causa de esos pensamientos intrusivos que golpean como morteros en la lejanía cuando dan en el blanco.
  • También puedes experimentar destellos de pensamientos suicidas. No puedes ver un futuro por delante, y mucho menos tener algún atisbo de esperanza de que los buenos tiempos y los recuerdos están realmente por venir.
  • Pensamientos de vergüenza, culpabilidad, juzgar duramente cada una de tus acciones y querer aislarte, alejarte de los demás porque no te sientes digno de estar cerca de otra persona. ¿Te suena familiar? En última instancia, el miedo a estar solo contigo mismo incluso cohabita en tu espacio mental, tal es la dura crítica y el sentimiento de autodesprecio en tu fuero interno.
  • Los síntomas físicos más frecuentes de la depresión pueden ser el insomnio y la incapacidad para desconectar por pensar demasiado o dormir demasiado, lo que puede agravar la depresión. Es posible que experimentes dolores persistentes que no puedes explicar y que te concentres en sentir cada dolor de tu cuerpo en cada momento del día, lo que consume tus pensamientos cotidianos.
  • Tal vez experimentes la vida a cámara lenta, como si estuvieras viendo un programa de televisión, no viviéndola. La falta de energía para hacer las tareas cotidianas, cocinar, tener poco interés en el sexo, comer en exceso o no comer, vestirse o incluso cuidar de su apariencia, ¡puede sentirse como escalar el Monte Kilimanjaro varias veces al día!
  • Los cambios hormonales de la premenopausia o la menopausia pueden causar muchos síntomas, como depresión y ansiedad. “Las mujeres parecen ser especialmente vulnerables a la depresión durante los años de la perimenopausia y en los años inmediatamente posteriores a la menopausia”.

Por ello, siempre es mejor acudir al médico de cabecera para descartar otras afecciones subyacentes y saber si se necesita medicación. Los consejeros y psicoterapeutas no diagnosticamos a las personas ni recetamos medicamentos. Sin embargo, tratamos los síntomas de los problemas de salud mental comunes (PSMC) diagnosticados y no diagnosticados con terapia de conversación para llegar a las causas subyacentes que le traen a terapia.

La psicoterapia puede ser un complemento de la medicación psicofarmacológica para la depresión o puede ser una intervención terapéutica hablada independiente.

Al trabajar con los clientes, me baso en mi formación profesional integradora, mediante la adaptación de un plan individual a medida específicamente para los individuos.

Trabajo con ellos para diseñar un plan holístico de cuerpo y mente, individual y no genérico, para la semana y los meses venideros. Esto puede incluir que los clientes lleven un diario de sus emociones, etc.

Cuando se trabaja con baja motivación, baja autoestima, baja confianza en uno mismo y, en última instancia, baja autoestima, las afirmaciones y los reencuadres son de gran importancia y también pueden incorporarse a las sesiones.

La alianza relacional es una herramienta fundamental en el tratamiento de los clientes, al igual que el establecimiento de una buena relación con ellos, para que puedan explorar sus vulnerabilidades en un espacio seguro y confidencial.

El cliente puede utilizar herramientas de afrontamiento para aliviar los síntomas y mejorar su calidad de vida diaria. Sin embargo, esto no ocurre de la noche a la mañana, pero con una terapia regular se espera ver una mejora significativa en los que acuden a terapia semanalmente.

Se ha demostrado que las terapias habladas funcionan a corto y largo plazo, pero la evaluación es fundamental. Es de vital importancia que los clientes reciban una intervención terapéutica específica y adaptada a sus síntomas y necesidades. No todas las terapias o terapeutas son iguales para todos, así que compare precios cuando busque un profesional para usted.

 

Traducción realizada y adaptada para PsicologosMyS.Com desde: Counselling Directory

Sobre las adicciones ayuda

10 Aspectos Sobre Adicciones A Entender

10 cosas que todos deberían entender sobre la adicción

  • Para la mayoría, el comportamiento escapa a su control consciente.
  • Puede ser difícil saber cómo ayudar a alguien con una adicción.
  • Ser capaz de separar los hechos de la adicción del sensacionalismo y la desinformación es un primer paso importante.
  • Estar presente, ser paciente y afectuoso hace más bien que enfadarse y juzgar o evitar a la persona por completo.

Muchas personas acuden a terapia porque no saben cómo ayudar a alguien con dependencia de sustancias. Hacen preguntas como:

“Creo que mi pareja está consumiendo de nuevo. Desaparece durante días. Quiero enfrentarme a ellos, pero no sé cómo. ¿Qué puedo decirles?”.
“Mi mejor amiga ha empezado a salir con gente que consume drogas duras. Sospecho que ella también consume. ¿Ayudará darle un ultimátum?”.
“El comportamiento de mi hijo se está volviendo errático. Siempre está borracho cuando llega a casa. ¿Es sólo una fase, o es una señal de que tengo que intervenir y pararle los pies?”.

Nunca es fácil ver a un ser querido sufrir una dependencia de sustancias. Tal vez le hayas visto pasar por un síndrome de abstinencia o mentir sobre su consumo. Tal vez estés preocupado por su salud o por las decisiones que está tomando. Es un camino duro tanto para la persona que lucha como para quienes se preocupan por ella. Pero hay esperanza.

El primer paso es comprender que la adicción es una enfermedad crónica.

Como cualquier otra enfermedad crónica, requiere tratamiento médico profesional. No se puede “curar” a una persona adicta; sólo ella puede hacerlo por sí misma.

Sin embargo, hay dos cosas que puedes hacer para entenderlos y apoyarlos durante su lucha por la sobriedad. Edúcate sobre las verdades acerca de la dependencia de sustancias. No puedes ayudar a alguien en una lucha que no entiendes. Hay mucho sensacionalismo y desinformación en torno a la adicción, por lo que es importante obtener la información de fuentes fiables.

Un artículo publicado en Addiction describe 10 de las cosas más importantes que debemos saber sobre la dependencia de sustancias. Son las siguientes:

  • El comportamiento compulsivo es la base de la adicción. Para la mayoría de las personas con problemas de drogodependencia, iniciar un comportamiento de búsqueda de drogas está fuera de su control consciente.
  • Puede venir de familia.
  • La mayoría de las personas que necesitan ayuda con la adicción también necesitan ayuda con otros problemas de salud mental.
  • La drogodependencia suele ser una enfermedad crónica y las personas son propensas a recaer.
  • Una buena relación entre el individuo y el terapeuta es más importante que el tipo de psicoterapia de deshabituación que se utilice, ya que todas tienen resultados similares.
  • No hay que esperar a que el individuo afectado se sienta motivado para dejar de fumar. En su lugar, escuchar tranquilamente sus experiencias mientras se ofrece empatía y conexión humana es un gran primer paso.
  • Los planes de tratamiento deben adaptarse a la situación particular de cada persona y abordar los problemas sociales a los que se enfrenta.
  • Es difícil fabricar epifanías.
  • No es prudente esperar resultados rápidos, ya que el cambio lleva su tiempo.

Sea paciente, esté presente y sea cariñoso.

La dependencia de sustancias suele caracterizarse por el aislamiento. Por eso, puede ser contraproducente dar la espalda a un ser querido que consume o que está sufriendo una recaída.

Un estudio publicado en Addictive Behaviors reveló que las personas dependientes de sustancias tenían un estilo de apego más inseguro en comparación con los individuos sanos. Esto, junto con la constatación de que son menos propensos a separar sus sentimientos de sus pensamientos, significa que son muy sensibles a lo que perciben como ultimátums o rechazo.

Una de las mejores formas de demostrar a alguien que te preocupas por él es estar presente en su vida pero no enfrentarte directamente a él por su consumo.

En lugar de eso, lo que puedes hacer es demostrarles que te preocupas por su salud, su seguridad y su bienestar. He aquí algunos ejemplos de lo que podrías decir:

“¿Has dormido bien? Parece que necesitas descansar. ¿Puedo ayudarte en algo?”.
“Tienes la nevera vacía. ¿Vamos hoy a hacer la compra?”.
“Parece que hace tiempo que no ves el sol. ¿Podemos ir al parque más tarde?”.

De esta forma, les demuestras cuánto les quieres y también les ayudas con los aspectos de su vida que están descuidando debido a su enfermedad.

Si te das cuenta de que tu propia salud mental se ve comprometida por estar al lado de un ser querido que está pasando por un problema de drogodependencia, haz todo lo posible por no hacerle sentir responsable. Lo último que quieres es hacerles sentir que son una carga para ti. En lugar de eso, sé compasivo contigo mismo, confía en un amigo de confianza o busca ayuda profesional.

En suma

Si tienes un ser querido que lucha contra la drogodependencia, debes saber que no estás solo. Millones de personas luchan contra la adicción, pero hay ayuda disponible. Infórmate sobre la adicción y brinda apoyo. Con comprensión y apoyo, la recuperación es posible.

 

Traducción y adaptación para PsicologosMyS.Com desde: Psicología Hoy.