Psicólogos MyS

Servicios y Productos de Psicología

Terapia para la Angustia

$30.00

Descripción

Tratamiento psicológico de la angustia

La terapia para la angustia es un tratamiento psicológico en el que se intenta que la persona que sufre angustia pueda poner en palabras sus sentimientos, emociones, pensamientos, acciones y unirlas para así, calmar la angustia y procesar esos sentimientos que la causan mediante mecanismos de defensa psicológicos más evolucionados, más conscientes y más simbolizados.

Contacta con nosotros para reservar una primera consulta psicológica.

¿Qué es la angustia en las personas?

La angustia tiene que ver con emociones, sentimientos, pensamientos, comportamientos que generan malestar. La angustia puede afectar la manera en que razona, siente o actúa, y puede hacer más complicado enfrentarse a las situaciones de la vida.

¿Ejemplo de qué es la angustia?

Una crisis de angustia o ataque de pánico es un episodio repentino de miedo de gran intensidad que se acompaña de síntomas físicos (taquicardia, escalofríos, palpitaciones, sensación de ahogo, mareo, temblores, etc.)

Cómo superar la angustia: tratamiento

Aceptar y reconocer la ansiedad y no interpretarla como insoportable. Detectar los pensamientos que causan la angustia. Evaluar si es real y objetivo lo que estamos pensando. No hacer caso al pensamiento que nos dice que los síntomas son insoportables.

¿Cómo solucionar la angustia en el pecho?

La respiración profunda puede tener un efecto calmante. Esta técnica puede normalizar el ritmo cardíaco. Primero inhala el aire por 10 segundos, espera un segundo y en seguida exhala otra vez por 10 segundos, para calmar el dolor de pecho.

¿Qué área del cuerpo puede ser afectada si se tiene angustia?

La ansiedad no solo afecta el cerebro o el corazón, sino también al bazo e incluso a las células sanguíneas. Con el objetivo de enviar más oxígeno al cuerpo ante una situación de estrés, el bazo libera glóbulos rojos y blancos adicionales.

¿Cómo afecta la angustia al cuerpo?

Cuando sucede que el cuerpo y la mente responden al peligro o la amenaza, la persona tiene sensaciones físicas de ansiedad: por ejemplo la aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio, tensión muscular, sudoraciones en las palmas de las manos, un malestar en el estómago y temblor en las manos y las piernas.

¿Cómo calmar la angustia y la tristeza?

  • Repetir frases tranquilizadoras.
  • Utilizar hielo o agua.
  • Dejar de usar el teléfono móvil.
  • Apretar los puños.
  • Distraer la atención.
  • Aceptar, asumir que estás ansioso.
  • Llorar.
  • Escribir lo que sientes.
  • Consultar con especialistas.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Terapia para la Angustia”