Terapia Psicológica

Artículos de Psicología

¿Qué se paga por las sesiones de terapia

¿Qué se paga por las sesiones de terapia?

He visto muchas discusiones sobre cómo los servicios de salud mental deberían ser asequibles o gratuitos para todos. Creo que la terapia es para todos, pero, por desgracia, sigue habiendo obstáculos para que sea gratuita y fácilmente accesible.

Los terapeutas recién titulados pueden tener dificultades para conseguir un trabajo en una organización que tenga un salario. Muchos puestos de trabajo para terapeutas cualificados son voluntarios o están mal pagados. Para ganarnos la vida, muchos de nosotros tenemos otro trabajo para complementar nuestros ingresos o tenemos que dedicar más tiempo y dinero a la acreditación en determinados organismos profesionales para conseguir un trabajo con un salario digno. Así que muchos de nosotros acabamos en la práctica privada, donde tenemos que fijar nuestros propios honorarios y atraer a nuestros propios clientes.

Yo he elegido ganarme la vida como terapeuta (además de otros trabajos) porque es algo que me encanta hacer. Así que pensé que podría ser útil desglosar lo que los terapeutas cobran realmente, ya que no se trata sólo de los 50 minutos que estás en la sala con ellos.

Hay bastantes cosas que se pueden tener en cuenta en qué se paga por las sesiones de terapia

La naturaleza del trabajo

Evidentemente, está el tiempo que pasamos contigo en una sesión, para el que nos hemos formado. Usted está pagando por nuestra experiencia, conocimiento y capacidad de sostenerlo como cliente donde se encuentra en este momento para procesar sentimientos, emociones, pensamientos, relaciones y situaciones de antaño, del presente y del futuro potencial.

Tiempo dedicado a la administración

Estar en la práctica privada significa que tenemos que hacer todo el trabajo nosotros mismos de principio a fin. Esto significa que hay que dedicar tiempo a la administración, como por ejemplo, redactar correos electrónicos, escribir notas después de las sesiones, llevar un registro de nuestras agendas, completar cualquier auditoría que pueda ocurrir, escribir cartas, etc.

Ingresos disponibles e impuestos

Tenemos que dar cuenta de los impuestos que podamos tener que pagar tras una autoliquidación al final del año fiscal, lo que también implica llevar un registro de nuestros libros o contratar a un contable. Pero, junto a esto, hay que tener en cuenta una cuota que nos permita tener realmente una renta disponible después del alquiler, la comida, las facturas, etc.

Afiliación a un colegio profesional

La colegiación de consejeros, terapeutas y psicoterapeutas es voluntaria. Sin embargo, como estas profesiones no están reguladas actualmente por la legislación británica, formar parte de un organismo profesional demuestra que se cumplen ciertas normas y que se ha recibido una formación de cierto nivel para poder ejercer. Las cuotas varían en función del organismo que elijas, pero hay ciertos requisitos que debes cumplir como parte de la afiliación de pago.

Desarrollo profesional continuo (DPC)

Como parte de la pertenencia a un organismo profesional, tenemos que llevar a cabo una determinada cantidad de horas de DPC. En mi caso, son al menos 30 horas. Tenemos que llevar un registro del DPC que hemos realizado, lo que hemos obtenido de él y cómo vamos a utilizar estos conocimientos en el futuro (¡más administración!).

Además, no todo el DPC es gratuito y a menudo se pide un pago, es decir, puede oscilar entre 0 y 500 libras o más. Sí, es cierto que la lectura de libros, el visionado de programas educativos y la escucha de podcasts pueden considerarse DPC. Sin embargo, no todos aprendemos bien de esta manera.

Supervisión

Como parte de los marcos éticos de los organismos profesionales y para asegurarnos de que trabajamos en el mejor interés de nuestros clientes, tenemos que realizar una cierta cantidad de supervisión por el número de clientes que vemos, es decir, cuantos más clientes, más supervisión será necesaria. No sólo tenemos que pagar a nuestros supervisores (que también trabajan de forma privada), sino que esto también ocupa una parte de nuestro tiempo de trabajo.

Factores adicionales

Autocuidado: aunque a primera vista no parezca relevante, el autocuidado forma parte del marco ético que seguimos desde la afiliación al colegio profesional. Tenemos que ser capaces de cuidarnos a nosotros mismos para poder apoyar a los demás. Esto puede ser gratuito, pero también nos quita tiempo de nuestras semanas.

Gastos de viaje y de sala: si vas a ver a un terapeuta cara a cara, es probable que haya incluido en el coste de la sesión los gastos de viaje y de alquiler de la sala. Esto no siempre es así, ya que algunos terapeutas trabajan desde casa donde tienen un espacio adecuado o muchos (yo incluido) siguen trabajando en línea.

Pagos por el sitio web y el directorio – Como se mencionó al principio, tenemos que atraer a nuestros propios clientes en la terapia privada; ¡el marketing cuesta dinero! Algunos organismos profesionales incluyen su directorio de consejeros dentro de la membresía, sin embargo, otros organismos más reconocidos piden un pago adicional para ser incluidos en su directorio.

Lectura adicional sobre lo que traes a las sesiones – De nuevo, esto es más bien una consideración de tiempo cuando se tiene en cuenta esto, sin embargo, tenemos en cuenta a los clientes entre las sesiones y nos encargamos de hacer una lectura adicional sobre lo que traes a las sesiones para que podamos estar tan informados como sea posible. La lectura puede ser para obtener una mayor comprensión o puede ser para buscar diferentes herramientas/técnicas que podemos traer a las sesiones.

Subsidios por vacaciones/enfermedad – Somos autónomos, por lo que si cancelamos sesiones o nos tomamos una licencia, perdemos este dinero. Por ello, muchos terapeutas tienen en cuenta una cantidad estimada de tiempo que podrían necesitar al año y lo incluyen en sus honorarios para cubrir la pérdida de ingresos. También puede ser la razón por la que muchos terapeutas piden un porcentaje de la tarifa de la sesión para las cancelaciones de última hora por parte del cliente.

Capacidad (número de clientes atendidos en una semana) – El número de clientes que queremos ver en una semana también es una consideración importante a la hora de mirar los honorarios de las sesiones.

Nuestras propias sesiones de terapia para explorar nuestras propias cosas – La mayoría de los terapeutas también tendrán sus propias sesiones de terapia para que podamos explorar nuestras propias “cosas” con el fin de tener una mejor conciencia.

Como puedes ver, hay que pensar y trabajar mucho para saber cuánto cobrar por una sesión. ¿Te ha sorprendido todo esto? Si también eres consejero, ¿hay algo que añadirías?

 

Traducción realizada y adaptada para PsicologosMyS.Com desde: Counselling Directory

Escribe un Comentario