Etiqueta: atencion psicologica

Cultura y salud mental de poblaciones diversas

Cultura y salud mental de poblaciones diversas

La pertenencia y la atención centrada en la cultura son la clave para apoyar eficazmente la salud mental de poblaciones diversas.

Los acontecimientos mundiales de los últimos años, como la pandemia mundial, sus consecuencias económicas y los incidentes de violencia racial, han llamado la atención sobre las numerosas disparidades raciales en la atención a la salud mental.

Como ejemplo, las tasas de depresión y ansiedad se dispararon entre los estadounidenses de raza negra tras el asesinato de George Floyd en mayo de 2020, sin que hubiera una red de seguridad de atención a la salud mental a la vista: En medio de la pandemia, el campo estaba experimentando una era de demanda sin precedentes de servicios de salud mental a los que los estadounidenses negros tenían menos acceso.

Del mismo modo, el repunte del racismo antiasiático en Estados Unidos dio lugar a un aumento de la ansiedad, la depresión y las preocupaciones por el sueño de los asiático-americanos y los isleños del Pacífico, y es preocupante que las personas de la AAPI tengan menos probabilidades de recibir atención de salud mental que cualquier otro grupo racial. En estos y otros aspectos, los acontecimientos de los últimos años han puesto en evidencia el campo de la atención a la salud mental y han señalado nuestros fallos colectivos en la atención a un gran número de personas.

Entonces, ¿cómo podemos mejorar y atender mejor la salud mental y el bienestar de todos nuestros pacientes?

Para empezar, es evidente que los líderes de la atención a la salud mental deben ampliar su pensamiento sobre sus estrategias de diversidad, equidad e inclusión (DEI) para incorporar el concepto psicológico de pertenencia. En este sentido, pertenecer significa sentirse seguro, aceptado y acogido en todos los aspectos de su identidad en un entorno de grupo.

En el contexto del lugar de trabajo -donde Modern Health encuentra a la mayoría de sus miembros- pertenecer se relaciona con “sentirse visto por sus contribuciones únicas, conectado con sus compañeros de trabajo, apoyado en su trabajo diario y en el desarrollo de su carrera, y orgulloso de los valores y el propósito de su organización”.

La pertenencia es una necesidad fundamental, como pone de manifiesto el fuerte descenso del bienestar psicológico en la época del aislamiento social durante el COVID. Si, como líderes de la salud mental, el objetivo final de sus iniciativas de DEI es apoyar y elevar a sus miembros, priorizar su bienestar y ofrecerles oportunidades más equitativas, entonces la pertenencia no puede quedar fuera de su planificación.

Cuando añada la pertenencia a su estrategia (y se convierta en DEIB), pensará de forma más holística en los espacios equitativos para la prestación de cuidados, en los tipos de cuidados que deben ofrecerse e incluso en quién debe proporcionarlos.

En este sentido, probablemente la “solución” más obvia para abordar el DEIB en salud mental es aumentar la diversidad de las redes de proveedores. Se trata de un esfuerzo crucial por muchas razones; las investigaciones han demostrado que la correspondencia racial entre el proveedor y el cliente puede estar relacionada con una mayor satisfacción, una mayor utilización de los servicios, una disminución del abandono del tratamiento y otros resultados positivos del tratamiento, por ejemplo.

Pero hay una escasez dramática de profesionales de la salud mental en todo el mundo, y la escasez de proveedores que se identifican como negros, indígenas y personas de color (BIPOC) es aún más pronunciada: Una evaluación de 2019 de los psicólogos en ejercicio en los Estados Unidos reveló que el 83% se identificaba como blanco, el 7% como hispano, el 4% como asiático y el 3% como negro/afroamericano, lo que no refleja ni de lejos la composición racial de la nación.

Sin embargo, a pesar de la conciencia de la industria sobre el problema, entre 2009 y 2019, el porcentaje de psicólogos que se identificaron como blancos se mantuvo relativamente estable, mostrando poco o ningún cambio en la diversidad del campo. El desafío se vuelve aún más pronunciado cuando se considera la interseccionalidad (por ejemplo, un paciente que busca un proveedor que es negro, queer y femenino). Nosotros y nuestros colegas debemos comprometernos a reducir esta brecha, reconociendo al mismo tiempo que se necesitarán décadas para cerrarla.

Al aprovechar la tecnología para conectar a los proveedores con personas que no se encuentran en la misma región, podemos empezar a optimizar este desequilibrio mientras intentamos aumentar la oferta de proveedores BIPOC. Pero mientras tanto, debemos encontrar formas de mejorar los resultados de la salud mental para las poblaciones diversas ahora.

Aunque no es posible aumentar rápidamente la diversidad de la red mundial de proveedores de servicios de salud mental, sí lo es mejorar las competencias de los proveedores de que dispone el mundo. Así que proponemos que la atención centrada en la cultura sea una práctica estándar para todos los proveedores de salud mental. Por atención centrada en la cultura entendemos una atención “centrada en el paciente, que valora la humildad cultural de los proveedores y que se aplica en entornos que respetan y aprecian la diversidad de los pacientes y las culturas representadas”.

La atención centrada en la cultura tiene como núcleo la humildad cultural, es decir, que el proveedor esté abierto a otras visiones del mundo distintas de la suya, que tal vez nunca llegue a comprender del todo, pero que se compromete a respetar y a aprender más. Las pruebas demuestran que la atención centrada en la cultura funciona, y creemos que todos los proveedores -tanto estadounidenses como internacionales- deben recibir formación en atención centrada en la cultura y participar regularmente en la formación continua para superar los prejuicios y estereotipos preexistentes y persistentes.

El último elemento de la integración del DEIB en la atención a la salud mental que quiero abordar es algo que he mencionado antes: cómo el hecho de considerar la pertenencia obliga a cuestionar cómo y dónde se presta la atención a la salud mental. Creemos que es fundamental ofrecer a las personas la posibilidad de elegir cómo quieren recibir la atención de salud mental. Aunque la terapia clínica se considera la modalidad de atención por defecto, nuestra investigación muestra que no sólo la mayoría de las personas no necesitan este tipo de atención intensiva, sino que más del 50% de nuestros afiliados no prefieren este tipo de atención.

El deseo de terapia frente a otros tipos de tratamiento, como el coaching individual, la atención digital de autoservicio, como los cursos y las meditaciones, y la atención en grupo, varía según datos demográficos como la edad, el género y la etnia, y no ofrecer una opción de tipo de atención es no ofrecer una atención centrada en la cultura.

Del mismo modo, la integración de la pertenencia en la atención a la salud mental requiere crear un espacio para que las personas mejoren su bienestar en el contexto de sus identidades sociales, lugares donde puedan compartir, conectar, sanar y crecer colectivamente. Algunos ejemplos son las sesiones de grupo dirigidas por el proveedor de servicios de salud mental y los grupos de recursos para empleados en el lugar de trabajo.

Aunque hay muchas maneras de abordar la creciente necesidad de servicios de salud mental entre poblaciones diversas en medio de la continua escasez de proveedores de salud mental que se identifican como minorías raciales y étnicas, creemos que estos tres factores son cruciales para desarrollar un sistema de atención de salud mental que fomente un sentido de pertenencia, reconozca la diversidad cultural y mejore el acceso a la atención para toda nuestra población.

 

Traducción y adaptación para PsicologosMyS.Com desde: ModernHealth.

psicoterapia

Sobre la Psicoterapia y tratamientos farmacológicos

Resucitando la psicoterapia Poniendo a las grandes farmacéuticas en el banquillo. Durante décadas, la terapia ha sido relegada …

Trastorno de estrés postraumático en mujeres

Trastorno de estrés postraumático en mujeres

Signos y síntomas del Trastorno de estrés postraumático en mujeres (TEPT) Las mujeres tienen casi el doble de probabilidades …

Hábitos Sanos

Por qué los malos hábitos son fáciles y los buenos son difíciles

Entender un principio sobre la formación de hábitos puede marcar la diferencia. Muchas personas atribuyen erróneamente …